• Pacientes adultos, tanto hombres como mujeres que desean mejorar el aspecto estético o funcional de la nariz.
  • Pacientes en los cuales se alcanzo el desarrollo normal de la nariz, el cual ocurre alrededor de los 15 años de edad.
  • Pacientes no fumantes
  • Individuos con objetivos claros y dentro de las posibilidades reales del procedimiento, incluido el sentido de las limitaciones del mismo.