papadaLa lipoaspiración de papada es una cirugía que esta indicada para pacientes jóvenes, que tienen piel elástica y tersa y que desean disminuir la grasa que se encuentra bajo la barbilla (papada). La lipoescultura de papada consiste en realizar una pequeña incisión en el cuello, por donde se introduce una cánula para aspirar el exceso de grasa. Dado que la cánula que se introduce es pequeña, las incisiones desaparecerán tan pronto baje la inflamación de la zona y las cicatrices serán prácticamente imperceptibles.
Por tanto, la cirugía es mejor indicada para:

Pacientes adultos, tanto hombres como mujeres que desean mejorar el aspecto estético de la papada.
Pacientes con buena elasticidad de la piel.
Poca o ninguna flacidez muscular de la región del cuello.
Pacientes no fumantes
Individuos con objetivos claros y dentro de las posibilidades reales del procedimiento, estando inclusive consiente de las limitaciones del mismo.

Será solicitado que usted firme un consentimiento informado para asegurar que existió una comprensión total en relación al procedimiento que será realizado y que usted esta consiente de las posibles y potenciales complicaciones. Las posibles complicaciones de esta cirugía incluyen: acumulo de sangre abajo de la piel (piel), hinchazón (edema), infección, cicatrización deficiente, áreas de perdida de sensibilidad, retracciones cicatriciales, formación de trombos y complicaciones anestésicas.

Después de la cirugía usted se despertara con curativos en la área operada, cuya función es proteger y hacer una leve compresión local. Deberá utilizar una faja facial para realizar compresión en el área. Después de la cirugía usted será estimulada a flexionar y extender los pies ejercitando las pantorrillas por lo menos 20 veces a cada hora cuando este despierta. En los días siguientes se recomienda dar pequeñas caminatas a cada dos horas por cerca de 10 minutos. Cuidados en relación a la herida operatoria y cambio de curativos, retornos, así como la receta de los medicamentos necesarios, serán entregados por el cirujano.

La intervención puede ser realizada con anestesia local más sedación, y el tiempo de estancia en el centro sanitario puede ser de solamente unas horas si se efectúa ambulatoriamente, o de un día si se ingresa en la clínica.

Al inicio la sensación de hinchazón (edema), moretones y incomodidad en el área operada son normales. El retorno a las actividades normales será gradual y sobre la orientación del Dr. Ventura. Algunas áreas con falta de sensibilidad y discretamente endurecidas en la región operada pueden ocurrir y mejoran gradualmente en los meses que siguen. Como el proceso de cicatrización inicial lleva cerca de 5 a 10 días, los puntos solo serán removidos después de este periodo. El proceso completo lleva varios meses, siendo por tanto necesario mantener algunos cuidados específicos que serán orientados por su cirujano plástico. Las cicatrices resultantes son permanentes y el resultado final dependerá de la individualidad de cada paciente.

Seguir las orientaciones correctamente es fundamental para el exito de su cirugía.